Sobre la empresa

stars
sobre1

La Jalancina es una empresa formada por artesanos, que en su tercera generación, se dedica a la producción de productos en conserva respetando al máximo la calidad de nuestras materias primas. Su factor diferencial reside en la dedicación total y el respecto absoluto por el proceso manual y tradicional de la fruta en conserva.

Historia

stars

Una historia sobre devoción por lo artesanal
Fue hace más de 93 años, en 1922, cuando Antonio García Cerdán fundó la fábrica Jalance, una sociedad dedicada al tratamiento y venta de fruta. Durante estos años, el fundador se encargaba de enviar melocotón a la Unión Conservera y Arrocera (U.C.A.S.A.), una asociación que tenía en propiedad varias fábricas en Valencia.

historia1
imagen1

Años más tarde, en 1965, su hijo, Carlos García Rubio adquiere en propiedad U.C.A.SA, naciendo oficialmente la compañía de La Jalancina. Es en esta época cuando la empresa añade a su producto estrella, el melocotón en almíbar, otras frutas como la pera en almíbar, o por otro lado verduras, como el champiñón.

Nuevos tiempos para la fruta en conserva.
El paso de los años y los cambios en el mercado provocan que en 1990 La Jalancina de un cambio muy positivo a su modelo de negocio, pasándose a llamar La Jalancina – Artesanía en Conserva. Es en esta fase de la empresa en la que se decide apostar por ofrecer la mejor calidad de fruta en conserva a ámbitos como el sector gourmet, tiendas especializadas en restauración y grandes cadenas de distribución como El Corte Inglés.

historia3
historia4

A día de hoy, La Jalancina es una empresa que continua buscando nuevos mercados e innovando dentro del sector a través del lanzamiento de nuevos productos, como es la creación de mermeladas y almíbares nuevos, con y sin azúcar añadido.

Proceso

stars

Nuestro proceso de elaboración se basa en tres aspectos fundamentales: CUIDADO, ARTESANÍA Y DETALLE. Bajo estas premisas nos encargamos, en primer lugar, de seleccionar la mejor fruta procedente de cultivos colaboradores que se dedican a la siembra de fruta fresca para el mercado. Para ello, analizamos en profundidad el calibre de la misma, su grado de madurez y textura.

proceso1
imagen2

Una vez realizado esto, elaboramos nuestro producto en conserva de forma tradicional y mediante procesos manuales, como es el caso de la Pera de Lérida y el Níspero de Callosa de Ensarriá, productos cuya fruta es pelada y descorazonada a mano. Además, durante el proceso nuestros productos son sometidos a controles, como el APPCC (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control).

Por otra parte, transportamos nuestros productos en pequeños camiones con el objetivo de mantener en todo momento el producto fresco y conservando sus propiedades.

proceso3